La barrera del alma

Proverbios 4:23
Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; porque de él mana la vida-

Salmos 61:3-5
Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare. Llévame a la roca que es más alta que yo, Porque tú has sido mi refugio, Y torre fuerte delante del enemigo; Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas.

2 días sin escribir, creo que me he descuidado, espero no vuelva a suceder, o que sea lo menos posible, la verdad es que he estado algo afanado con algunas cosas que me estan pasando. De hecho el martes ya quería escribir algo pero no sabía que, solo el titulo me lo habia dado Dios pero no sabía como tratarlo “La barrera del alma”.

Pero como hablar de algo tan profundo como eso, a que se refiere ese termino de “la barrera”; sin embargo hoy durante la alabanza de nuestro estudio celular pude descubirr el significado de esa barrera para mi.

Tal vez para empezar debo hablar sobre el significado gramatical de la palabra “alma”, esta palabra proviene de la raiz griega “psiche”, creo que cuando escuchas esta palabra muchísimas cosas comienzan a tomar sentido. En nuestra psiche, mente, corazón es donde guardamos todos nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestro ego esta guardado allí, quien en realidad somos, y allí también esta guardado algo por lo que Satanás ha estado luchando. Nuestra voluntad.

Debo confesar que hace muchos años yo fui fan de una serie de Anime llamada Neon Genesis Evangelion, era una serie muy interesante porque cada personaje tenia un perfil psicologico muy caractersitico. Algo que me llamó la atención en ese entonces fue precisamente algo que ellos le llamaban “AT Field”. El “AT Field” definido por esa serie, es una barrera que cada ser posee, es una barrera que separa cada uno de los egos de cada humano y nos separa tambien de la realidad, provocando la soledad y dolor, tambien se le relaciona con algo llamado El dilema del erizo

Bueno, se preguntarán ¿a que voy con todo esto? Nosotros a veces rayamos en los extremos, por un lado podemos ser seres completamente abiertos, le damos nuestro corazon a cualquier persona y resultamos con heridas profundas, amarguras, rencores, complejos ó por otro lado creamos una barrera impenetrable a nuestro alrededor aislandonos de todas las personas, provocandonos soledad y e irónicamente también nos provoca dolor, sufrimiento, rencores, heridas, agotamiento etc.

El problema es que creemos que por nosotros mismos sabremos cuidar nuestro corazón pero no es así, apoco no hay veces que amanecemos de buen humor y al ratito ya estamos con una jetota hasta el piso. La verdad es que ni nosotros nos conocemos. Solo quien nos hizo es quien nos conoce, quien sabe que es lo que nos mueve y lo que nos tumba.

Nuestro creador quiere ser esa torre fuerte donde podamos resguardarnos en cualquier momento de tristeza, el quiere llevar toda preocupación, sanar toda herida, el quiere que descansemos en el para todo. La manera mas segura de guardar nuestro corazón es entregandoselo a la persona que lo dió todo amor, quien dejó riquezas, alabanza, poder, vida por nosotros. Quién guardará nuestro corazón con pasión es Jesucristo.

La canción que cantamos durante la alabanza fue la llamada “Torre Fuerte”. Gracias a mis amigos que fueron utilizados por Dios para tocarla. Gracias a Dios por guiarlos.

Fuerte y poderoso para salvarnos
Fortaleza que nunca falla
Fuerte en batalla grande en bondad
Si nos extraviamos nos encontrarás

Cuando el viento viene en contra
Eres fuerte y real
yaunque la tierra tiemble
tu nunca te moverás

Torre fuerte alto y glorioso
Torre fuerte poderoso en amor
Nuestro refugio nuestra defensa
Torre fuerte altisimo señor

Ir a página principal >>

Anuncios