Atendió la voz de mi súplica

Salmos 66:19
Mas ciertamente me escuchó Dios; Atendió a la voz de mi súplica.

Bueno, un nuevo mes. Nuevos mensajes que Dios tiene para nosotros, esta vez quiero compartirles algo que me pasó, es por eso que también estreno una nueva categoría para almacenar mis escritos, será la categoría “Testimonios”

Han estado pasando muchas cosas en mi vida en estos últimos días, para los cuales a quien lea este blog le pido mucho apoyo en oración, estoy pasando por muchas pruebas pero también me he dado cuenta que el Señor quiere sacarme adelante sin embargo eso va a depender de mis verdaderos deseos de estar cerca de él, sin importar las circunstancias

Hoy llegó la hora de la comida y debo decirles que hoy precisamente no tenía ánimos para estar solo. Iba en el centro y realmente dije para mis adentros “Señor, en serio que no quiero comer solo este día, mandame a uno de tus hijos”. Seguí caminando y fui a sacar dinero del banco cuando de repente vi a lo lejos a una amiga del grupo de jóvenes. Wow, no podía creer que Dios me huibera respondido tan rápido, realmente sentí mucho gozo de sentirme escuchado

Y es que en este tiempo estaba sintiendome no escuchado por Dios al no recibir respuesta de mis súplicas. Pero debo entender la razón por la cual no recibo respuesta, ya había escrito en un post que siempre hay una razón detras de ese silencio de Dios al no darnos lo que queremos. El no recibirlas no significa que Dios no escuche. Dios me bendijo mucho al responder inmediatamente a esta necesidad de ver a alguien y eso significa que el ha estado atento a todo lo que le digo, a todo lo que siento

Eso me da confianza que mi situación es así porque Dios la esta permitiendo, porque sabe que algo bueno puedo sacar de esta prueba. Voy a confiar en su sabiduría.

Ir a página principal >>

Anuncios