Aceptando reprensión

Salmos 141:5

Que el justo me castigue, sera un excelente favor y que me reprenda sera un excelente balsamo que no me herira la cabeza;

¿ a quien le gusta ser regañado ?
Creo que a nadie, ser reprendido por alguien es algo que se siente feo, y te hace sentir mal, sin embargo ¿te has preguntado el origen del regaño? Siempre viene cuando hacemos algo incorrecto y es para corregir un comportamiento.

Si no se reprende a un niño cuando se porta mal, ese comportamiento no dejara de aparecer y posteriormente nos avergonzara. Asi nuestro Señor tambien nos reprende cuando tenemos un comportamiento malo, es para nuestro bien, para que maduremos y podamos ir formando un caracter como el de Jesucristo.

Cada vez que seamos reprendidos hagamos una meditacion y veamos que fue lo que pasó, ¿es algo que puedo mejorar? seamos humildes y aprendamos de nuestros errores para poder ser de testimonio, si nos equivocamos es nuestro deber como hijos de Dios el ser de bendicion a aquellos que nos rodean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s