Respetando al jefe, una bendición

1 Pedro 2:13-17 (NVI)
Sométanse por causa del Señor a toda autoridad humana, ya sea al rey como suprema autoridad, o a los gobernadores que él envía para castigar a los que hacen el mal y reconocer a los que hacen el bien. Porque ésta es la voluntad de Dios: que, practicando el bien, hagan callar la ignorancia de los insensatos. Eso es actuar como personas libres que no se valen de su libertad para disimular la maldad, sino que viven como siervos de Dios. Den a todos el debido respeto: amen a los hermanos, teman a Dios, respeten al rey

Someterse a toda autoridad humana. Un amigo me contó sobre una situación que se le presento y pude entender este pasaje un poco mejor. Este amigo tiene a su cargo a 4 personas las cuales están trabajando a distancia de el por lo cual no tiene contacto visual con ellos. El Jefe de mi amigo le pidió que hiciera un reporte de puntualidad sobre estos 4 muchachos y pues el resultado fue fatal.

Mi amigo fue con su jefe, le explico como estaba la situación y mi jefe le dio respaldo, le dijo lo que deben de hacer, medidas que pueden tomar al respecto, hablaron sobre estrategias de mejora y armado, fue con los muchachos y hablo con el supervisor para establecer una penalización por impuntualidad.

Aquí se presentan los 2 casos de respeto, uno que cumple con respeto a su autoridad superior, y otro que no lo hace, aunque se presentan en una jerarquía el punto es el mismo.

Mi amigo me dice que cuando hablo con su jefe se sintió mas cercano, protegido y cumpliendo con su deber, en otras palabras, se sintió bendecido, algo completamente distinto a lo que debieron haber sentido los 4 muchachos.

Nuestras autoridades humanas están para el servicio y protección de nosotros, indudablemente puede que no funcionen como nosotros quisiéramos, pero como un amigo también me dijo: “es porque habitamos en un mundo caído”, pero sea lo que sea nosotros debemos respetarlo, es una orden de Dios a través de su palabra y esa obediencia traerá recompensa.

Amigos, es inicio de año, tiempo de pagar impuestos, puede que algunos de esos impuestos sean injustos, falsos, o que se yo pero hay que pedirle a Dios que nos provea para eso, para darle al César lo que es del César, y por supuesto a Dios lo que es de Dios

Ir a página principal >>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s