Un dedo que no obedece

1 Samuel 15:22
Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.

Colosenses 3:20, 22-23
Hijos obedeced a vuestros padres en todo porque esto agrada al Señor
Siervos , obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo como los que quieren agradar a los hombres sino con corazón sincero y temiendo a Dios y todo lo que hagais, hacedlo de corazón como para el Señor y no los hombres

Efesios 5:21
Someteos unos a otros en el temor de Dios

Ayer tuve ganas de ponerme a tocar el teclado, tal vez piensen ahh David super pianista jajaj pero nada que ver, comence a tomar clases de teclado pero todavía me falta muchisimo por aprender, pero bueno ese no es el tema por el momento. En estos días escuché una melodía en youtube que me gusto mucho y por lo tanto busque un tutorial en el mismo youtube para poder replicarla yo mismo en mi cuarto. Asi pues entonces, desempolve el teclado, lo conecté, busqué el tutorial y me puse a tocar.

Primero la mano derecha B D G B G D B, practicar, practicar, y luego de un rato pues ya me salio “aceptable”, sigue la izquierda, G D G B D, mas practica y mas practica y tambien ya salio “pasable”. Ahora las 2 al mismo tiempo trala la trala la toing, que pasa algo sale mal, algo no esta sonando bien al tocar con las 2 manos.

Me di cuenta del problema, eran 2 deditos, el anular y el indice derechos. cuando les tocaba moverse sin saberlo estaba moviendo el anular y el indice que era el que debia presionar una de las teclas no se movía, cuando presencie la escena no pude evitar decir “¿¡¡¡Qué pasa!!!? ¿!!!por qué no me obedeces!!!?”

Yo requería que esos dedos hicieran su trabajo, sin cuestionamiento. simplemente uno debia moverse y el otro no, esperar su turno.

Tal vez crean que estoy exagerando, pero es solo una imagen de lo que tal vez sucede en nuestras vidas con respecto a la obediencia. Lo digo porque yo mismo me he visto en esa situación de no obedecer inmediatamente, o hacerlo de mala gana.

Recientemente un querido amigo publico en su facebook una frase de un pastor de Israel que dice así:

“La obediencia que no es inmediata no es obediencia” David Davidson

Y creo que tiene razón, nuestro cuerpo es un reflejo del cuerpo de cristo, cada parte del mismo tiene una funcion, igual que nosotros. Si una parte del cuerpo rechaza moverse tal y como lo hacian mis dedos, la cabeza simplemente se sorprenderá del acto y verá cual es el problema. Es importante nuestra obediencia en nuestro propio cuerpo ya que incluso nuestra vida puede depender de la misma, imagínense que estemos en un incendio y nuestras piernas digan, “hay pues no se, ahorita como que no estoy de humor para correr, tal vez mañana”

¿He sido obediente de acuerdo a esa definición de obediencia? No, he fallado, he cuestionado, he dudado y a muchas personas y a Dios creo que algo que no le gusta a Dios es que la desobediencia le dice a Dios que no confiamos en el, el obedecer implica un salto de fe hacia algo que no sabemos como funcionará y el no hacerlo le dice claramente al Señor que no le creemos. Dios me esta mostrando esa debilidad en estos momentos y es algo que quiero remediar.

Después de ver que mis dedos estaban trabandose al hacer lo que les pedía les dedique especial atencion, me puse a vigilarlos, me puse a practicar el movimiento una y otra vez hasta que salio la melodia y pude avanzar. Creo que con la obediencia es igual. Tal vez tenemos que someternos voluntariamente a obedecer, estar dispuestos una y otra vez a hacer lo que nuestras autoridades nos pidan (siempre que no viole los principios de la Biblia), hasta que llegue el momento en que fluyamos en una obediencia natural.

El Señor Jesucristo es mi máximo ejemplo de obediencia, lo hizo aquí en la tierra. llevo su obediencia hasta el punto máximo, la muerte, y fue esa obediencia perfecta la que le dio un nombre sobre todo nombre, el nombre con autoridad sobre los cielos, la tierra y debajo de la tierra para que todos lo declarasen Señor. Esa fe en Jesucristo es la que puede ayudarnos a ser a semejantes a el recordándolo y buscando ser cada día que pasa más como el.

¿Tema escabroso? lo se, muchos no van a estar de acuerdo conmigo, pero bueno. jejeje

Ir a página principal >>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s