Focus

FOCUS
Colosenses 2:3
Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

 

El sentido de la vista es uno de los cinco sentidos que Dios nos ha regalado para percibir lo que nos rodea, con el podemos admirar un bello paisaje, disfrutar una exposición de pintura o deleitarnos viendo una obra de teatro entre muchas otras cosas, en la Biblia el hecho de “mirar” o “poner nuestra mirada” en algo también se usa en el sentido espiritual:

Mirar hacia atrás destruye
Génesis 19:26
Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.

 

El único hombre sobre la tierra que ha sido limpio y sin pecado ha sido Cristo, todos los demás hemos fallado en algún área de nuestras vidas, tal vez algunos han pecado en el área sexual o tal vez engañando a personas o robando y tal vez si no has hecho alguna de estas cosas estas guardando en tu corazón “orgullo” por no se tan pecador como los demás, el caso es que si tu ya entregaste tu vida a Jesús el ya te perdono y te hizo una persona nueva. ¡Delante de Dios puedes comenzar de nuevo!

 

Sin embargo Satanás emplea uno de sus trucos mas viejos, te trae a tu mente lo que eras antes. te pueden llegar pensamientos del tipo : “Ah muy cristiano, pero si supieran lo que robabas antes”, o que tal “ahora si cantas muchas alabanzas pero ¿te acuerdas cuando decías esas groserías a tus papás?”; él puede meterte estos pensamientos para distraerte, y puedes desanimarte incluso volver atrás por llegar a anhelar cosas del pasado. !Por nada del mundo mires atrás! Haz lo que dice Pablo

 

Filipenses 3:13-14
olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Mirar las circunstancias te hunde

Mateo 14:28-31
Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

 

Pedro fue el único hombre que pudo andar sobre las aguas, ¿te imaginas como debe sentirse eso? debió ser una experiencia increíble, pero Pedro tuvo un error, había una tormenta y el viento era muy fuerte, visualiza la escena, truenos, relámpagos, viento, todo eso provoco un temor en Pedro que hizo que se distrajera y comenzó a hundirse.

 

En nuestra vida también hay tormentas, tal vez un maestro injusto, o un jefe abusivo, compañeros burlistas, o papás que no te comprenden, Jesús fue sincero e incluso nos dijo que en este mundo habría aflicción, pero también nos promete que el ya vencí o al mundo (Juan 6:33)

 

A final de cuentas Pedro tuvo un destello de sabiduría y gritó: “¡Señor Sálvame!” y el Señor lo rescató. Los problemas estarán durante toda tu vida, pero también tienes al Señor Jesús a tu lado para rescatarte y para caminar sobre las aguas a su lado.

Mirar el mundo te separa de Dios
 1 Juan 2:16-17
Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 

El mundo es el sistema que nos rodea, esta repleto de muchísimas distracciones para separarte de Dios, incluso, si te pones a pensar la palabra “Entretenimiento” es exactamente eso “Entretenerte” mientras pasa el tiempo, el cual puedes estar utilizando para otra cosa. Y no estamos solo hablando de televisión, hay muchas cosas por ejemplo: tener fama, tener el teléfono celular mas nuevo, tener dinero, aislarte de todo solo por estar con el muchacho(a) que te gusta, etc. El sistema del mundo lo que busca es apartarte de Dios.

 

Mateo 6:33
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

 

¿Sabes? Dios sabe que tienes necesidades, y el esta dispuesto a suplirlas, Dios sabe que quieres una pareja, y te la proveerá a su tiempo; Dios sabe que necesitas dinero para comer, si lo buscas el traerá una fuente de ingresos para salir adelante; Dios también sabe que hay algunas cosas para las que puedes no estar listo para recibir, tal vez si te da Fama la usaras para glorificarte a ti mismo y no para guiar a otros a conocerlo a él. Pide al Señor sabiduría para entender tu situación y lo que quiere que aprendas, no te distraigas con las cosas del mundo por que esas cosas son solo espejismos.

Poner la mirada en el cielo
Hechos 7:55, 56
Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios.

 

Esteban fue un diácono de la primera iglesia, estaba tan lleno del Espíritu Santo que aunque no era apóstol Dios lo usaba con milagros y prodigios en el pueblo por lo que lo arrestaron y se ponían a discutir con el, al no poder con su sabiduría se enfurecieron y comenzaron a arrojarle piedras, Esteban murió y se convirtió en el primer mártir registrado de la historia de la iglesia.

 

Pero Esteban tuvo una gran visión, pudo ver la gloria de Dios y no tuvo miedo a la muerte, sino que incluso perdonó a sus ofensores. La gloria de Dios terminó por transformar a Esteban.

 

2 Corintios 3:18
Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

 

Dios no solo quiere perdonarte de tus pecados. Dios quiere TRANFORMARTE. No un cambio superficial sino un cambio de adentro hacia afuera completo. ¿por que quiere transformarte? Por que quiere que los demás vean su poder, porque quiere que glorifiquen Su nombre a través de tu vida.

 

El estar asistiendo a la iglesia y orar por la comida no te convierten en discípulo de Cristo. Un discípulo de Cristo es aquel que permite que Jesús se manifieste en esta tierra a través de él, que muestra misericordia aquellos que no podrán pagarle el favor, aquél que da su vida por quien ama y también por quien le odia. Bendiciendo al que le maldice; Orando por quien le molesta y persigue. Buscando en oración a Dios en el lugar donde nadie te ve.

 

2 Corintios 4:18
no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

 

Es momento de poner nuestra mirada en lo que verdaderamente importa… Focus

Anuncios

¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

Génesis 4:8-9
Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

Me acuerdo cuando mamá me leyó esta historia por primera vez, jajaja claramente recuerdo que pensaba que Caín tenia el derecho de responder de esa manera a Dios, después de todo yo no quería ser responsable de estar cuidando de la vida de mis hermanas, suficiente tenia con tener que cuidar mi propia vida.

Después de conocer a Cristo la historia no cambio mucho. jajaja, siempre que leía el pasaje me entraba la duda, porque Dios vió mal la respuesta de Caín, ciertamente tiene algo de sarcasmo en su respuesta y la verdad me da risa el atrevimiento de Caín hacia Dios (que llevadito), pero saben que, hoy ya hizo clic, ya supe la respuesta y la respuesta a la pregunta de Caín la encontre en 2 lados:

El antiguo y el nuevo testamento

Levítico 19:18
No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová

Mateo 19:19
Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Mateo 22:39
Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Marcos 12:31
Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Lucas 10:27
Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.

Curiosamente, la palabra “prójimo” en hebreo se traduce como: hermano, compañero, cercano, amigo, esposo, amante, vecino o alguien. En griego se traduce como “alguien cercano”

Así que pues tanto en el antiguo y nuevo testamento Dios nos da su respuesta, Dios SI espera que seamos los guardas de nuestros hermanos, amigos, compañeros de trabajo, familiares, personas que nos rodean, el quiere que los amemos como el nos amó a nosotros

Señor es difícil amar a los que me rodean, en mi mismo no tengo ese amor, te pido que tu me lo proveas, que pongas en mi un deseo de servir y amar genuinamente a mis hermanos

Ir a página principal >>

Amar y perdonar

Mateo 5:46,47
Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?

Gran lección verdad. Y aunque suena sencillo llevarla a cabo, es de lo mas difícil. Cuando comencé a conocer a Jeuscristo, creo que como todos hicimos muchísimas oraciones, clamando a Dios. “Señor!!! hazme como tu, quiero amar como tu!! Dame el amor que tu tuviste para los demás” suena bien bonito y no dudo que sea un deseo genuino, pero aqui entre nos… no sabiamos lo que pediamos. jajaja

Amar a quienes te aman es lo mas padre que podemos sentir. Un abrazo fuerte, unas palabras de ánimo, un “te amo” de tu pareja, pero ¿que pasa cuando las personas no responden como tu quieres? cuando tu inviertes mucho y pasa el tiempo no recibes el amor que tu proporcionas en la misma cantidad. ¿Es duro no? o ¿que hay de cuando hay personas que te menosprecian y te rechazan?

Allí es cuando el amor de Dios quiere manifestarse. Es la oportunidad de amar como Dios ama. Porque nosotros en un tiempo le hicimos lo mismo a Jesús, aquél quien nos dió casa, escuela, padres, familia y en un tiempo lo negabamos. Él, quien nos dio la vida fue rechazado por nosotros pero aún así nos amó y nos perdonó.

Va a llegar un punto, en el que va a ser imposible que podamos amar a las personas por nuestras fuerzas y creo que es lo que Dios quiere mostrarnos, que solamente podemos dar amor pidiéndole a él que nos de el amor para amar a los demás.

Ir a página principal >>