No morirás

Hay veces que me he puesto a pensar en la reaccion de Adán al ser confrontado por Dios en el Edén al por haber desobedecido el mandato de Dios, ¿que hubiera pasado? ¿Que reacción hubiera mostrado Dios ante un posible arrepentimiento “original”?

Para empezar vemos lo que Dios le dice a Adán:

Genesis 2:16-17
De TODO árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

La consecuencia original del pecado es la muerte (Romanos 6:23), y cuando habla Dios de muerte no solo habla de la muerte del cuerpo, sino de la separación de nuestro espiritu del Espiritu de Dios y como consecuencia final una eternidad de nuestra alma en el infierno.

Cuando Adán pecó y no acepto la responsabilidad de haber fallado a Dios vino un desbalance en la tierra, todas las bendiciones que tenía el hombre, la potestad absoluta sobre todos los seres se perdió, la creación entera se corrompió y además la muerte en todas las modalidades se propagó a su descendencia.

Pasan miles de años y en la Biblia también encontramos otro ejemplo en la Biblia de alguien que pecó, David. Tuvo intimidad con una mujer casada, la embarazó y para ocultar el pecado trato de engañar al marido emborrachandolo y cuando fallaron sus planes decidió enviar al esposo de la involucrada al frente de la guerra para asegurar que el hombre moriría en batalla (teniendo éxito en esto úlitmo).

Pero nada hay oculto para Dios y el profeta Natán confronta a David con la verdad, David al igual que Adán se le entrego un reino, y autoridad; tenía además mujeres, proteccion, riquezas y muchas otras cosas mas pudieron haberle sido añadidas (2 Samuel 12:7-8), pero Dios hablando a través de Natán le manifiesta las consecuencias su pecado, destrucción y guerra en su familia, vergüenza pública (2 Samuel 12:11), pero a diferencia de con Adán aqui hay una variante… las palabras de respuseta de David “Pequé contra Jehová”, inmediatamente Natán le dice “Jehova ha redimido tu pecado. No morirás”

¿Qué pasa aquí? ¿en qué momento se le había dicho a David que moriría? en los versículos previos la Biblia no menciona que rondara la muerte sobre David. Creo que a lo que se refiere Natán es a la muerte espiritual que vendría sobre él si hubiera persistido en el pecado. Poco a poco se estaba separando del Señor, y Dios mismo en su infinita misericordia envió a su siervo a reprender a David y encaminarlo en el bien.

Así como David, yo estoy seguro que Adán habría tenido que sufrir sus propias consecuencias, sin embargo creo que la muerte espiritual no habría tenido lugar, creo que Adán habría sido perdonado y su relación con Dios hubiera sido restaurada (y de paso nos habria hecho la vida mas facil a nosotros), lo importante es el ejemplo de David, que a pesar de que sabía que el porvenir iba a ser obscuro a causa de su pecado pudo entender que restaurar y guardar su relación con Dios era lo mas importante por conservar.

Ir a página principal >>

Árbol fuerte y rebosante de fruto

Salmos 1:1-3 (NVI)

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!

¿Te has puesto a pensar en esta promesa? Yo no lo había hecho, dar fruto, hojas vivas, prosperidad y todo por permanecer junto a la palabra de Dios, estar bebiendo de él es lo que provocará en nosotros es una gran promesa, esta muy relacionado con el tema que vimos ayer.

Amigos, debo aceptar que muchas veces no tengo ni ganas de leer la Biblia, hay veces que llegamos cansados y lo único que queremos es dormir o hacer otra cosa, pero siempre hay una vocesilla que te dice “Hey, no has leído la biblia hoy”, esa voz no es el diablo jajaja definitivamente.

Tenemos el deber como discípulos de nuestro Señor Jesús de alimentarnos de él para poder ser fuertes en todo momento, para poder brindar del fruto que está produciendo en nuestras vidas a los demás y ya que prueben el delicioso “fruto” provocar en ellos un hambre no solo de “comer” sino también dar fruto para los demás

Ir a página principal >>

Agua de vida, Jesús

Juan 14:10
Respondió Jesús y le dijo, Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice: Dáme de beber; tú le pedirías y él te daría agua viva

Este pasaje sucede cuando Jesús esta pasando por Samaria y se encuentra a una mujer a un lado del pozo, Jesús comienza a platicar con ella y le pide agua de beber, ella se sorprende ya que no es común que un hombre le hable a una mujer pero es gracias a esta platica que Jesús puede romper el hielo y habla con la mujer haciéndole saber que el es el mesías y a su vez el único que puede satisfacer las necesidades del alma.

¿Que es el agua de vida? La Biblia habla de ella en Ezequiel 47 y en Apocalípsis 22, esta agua tiene la particularidad que brota directamente del trono del cordero, va formando un río enorme y hay una promesa para todo aquel que se sumerja en ella, mientras mas te vas sumergiendo mas vas siendo sanado, limpiado y sobre todo promete que aquélla alma que se sumerja vivirá.

No solo eso, sino que habla de todos aquellos árboles plantados a las orillas de este río, todos esos árboles crecerían y sus hojas serían resistentes, constantemente habría fruto en sus ramas, fruto para comer y sus hojas serían medicinales para todas las naciones.

La palabra de Dios es el agua de vida, es aquella que fue emitida directamente desde ese trono de Dios, cuando llegas a Dios por primera vez comienzas a empaparte de ella puedes ir sintiendo la sanidad que te traerá y lo mas importante es que por más que te sumerjas en ella siempre sera mas profunda, si “bebemos” de ella seremos fortalecidos para ser de bendición para todos los demás, nuestro fruto no es para nosotros sino es para entregarlo a los demás

Ir a página principal >>

Siempre hay algo con Dios, el es infinito, hay que sumergirnos en él

Los frutos del árbol

Mateo 7:17
Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Una vez estaba muy afanado preguntando sobre mis frutos, si tenian que ser iguales a los de otro, pero claramente percibí en mi espíritu que el Señor me estaba diciendo que cada uno de nosotros tiene un fruto especial por dar para Dios

frutos de un árbol de malasia

Un fruto que él quiere probar y deleitarse en el, y quiere que todos los que estan a nuestro alrededor tambien lo disfruten. como en un huerto se pueden sembrar arboles de mango, manzana, peras, etc y cada uno de ellos tiene su tiempo de cultivo y cosecha así somos nosotros. Diferentes.

Sin embargo no podemos refugiarnos en que tenemos un tiempo distinto a otros como para no cultivarnos, debemos de permanecer siempre pegados a la vid, alimentandonos de su palabra y buscando dar de nosotros a los que nos rodean, estar siempe en comunión con el Padre y buscar agradarle, es como creo que el Espíritu Santo podra manifestar sus frutos en nosotros.

Ir a página principal >>