El ayuno que Dios quiere – parte 2

Isasías 58:6 NVI
El ayuno que he escogido, ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos  y romper toda atadura?

YOM KIPUR, asi se llama una de las festividades judias en donde los las personas ayunaban. Este era el ayuno más solemne, en el cual ningún alimento podía ser tomado en forma alguna en todo el día, y se prohibían los trabajos serviles.

Al parecer los judíos habían olvidado el verdadero significado de la festividad que había establecido Dios. Y como en como muchas otras ocasiones el Señor nos estaba enseñando a traves de una forma fisica lo que queria que fuera nuestra forma de vida cuando el se volviera parte de nuestra vida.

Nosotros como misión ahora tenemos el llevar el evangelio a los demás, facilmente puedo repetir las palabras del profeta “romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos  y romper toda atadura”, y aplicarían perfectamente a lo que estamos viviendo, personas con ataduras de alcoholismo, drogadicción, mentiras, etc. lo cual me lleva al siguiente pasaje que recito el Señor Jesús al comenzar su ministerio:

Isaías 61:1
El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel

Lo anterior tambien implica algo, habla de una forma de vida del cristiano, una vida entregada a cumplir la voluntad del Señor y quien mejor para ilustrarlo que Jesús mismo, cuando estaba de visita en Samaria, junto al pozo después de haber hablado con la mujer el Señor Jesús hizo un comentario interesante:

Juan 4:31-34
Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come. El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer? Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

1Corintios 10:31
Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

Si, creo que Dios quiere que hagamos ayuno, abstenernos de alimentos, haciendolo siempre con la mira de darle la gloria a Dios, pero también debemos llevar una vida entregada a hacer la voluntad del Señor, una vida que pare las orejas y haga caso a lo que nos dice el Espíritu Santo y prepararnos para hacer precisamente lo que hace el Señor Jesus, llevar libertad a los cautivos, anunciar las buenas nuevas, quitar yugos de opresión, muchos autores coinciden en que el ayuno debe ser parte integral de la vida del cristiano, que quiere decir esto, pues que asi como el cristiano debe orar constantemente y leer la biblia, tambien debe practicar el ayuno, el ayuno no solo de abstinencia de alimentos sino una vida que se dá por los demás, una vida que deja de vivir para si mismo para cumplir los deseos de Dios.

Les recomiendo leer el capitulo 58 de Isaías, ahi viene todo acerca del verdadero ayuno, aquí solo un pedacito para que vean las bendiciones que vendrán a tu vida al realizarlo:

Isaías 58:8-10
tu luz despuntará como la aurora, y al instante llegará tu sanidad; tu justicia te abrirá el camino, y la gloria del Señor te seguirá. Llamarás, y el Señor responderá;pedirás ayuda, y él dirá: “¡Aquí estoy!”
»Si desechas el yugo de opresión, el dedo acusador y la lengua maliciosa, si te dedicas a ayudar a los hambrientos y a saciar la necesidad del desvalido, entonces brillará tu luz en las tinieblas, y como el mediodía será tu noche.

Ir a página principal >>

Anuncios

El ayuno que Dios quiere – parte 1

Si hay un tema de la Biblia que me cause dudas ese es el “ayuno”, como es posible que el dejar de comer sirva para recibir sabiduria.No tiene ninguna relación una cosa con otra, si bien no es el mundo físico en el que nos debamos mover sino en el mundo de la fe (como el tema de “dar para recibir”).

Desde que comencé en el andar con Cristo me puse a preguntar a amigos acerca del tema y muchos me fueron orientando unos de ellos me daban algunas recomendaciones, leí algunos libros también y por supuesto temas en internet y por supuesto la práctica es la que da más revelación acerca de este misterio.

En la Biblia se nos exhorta a hacer ayuno en momentos de dificultad
Salmos 35:13 Mas yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; afligí con ayuno mi alma, y mi oración se volvía en mi seno.

Pero por supuesto que no me considero un experto, me falta un bastante por aprender (diciéndolo de otra manera, tengo que ayunar más) pero queria compartir para lo que me ha servido el ayuno.

– Se revela tu naturaleza carnal. al someter tu cuerpo a una necesidad basica como la comida te da pauta para poder aprender a someter otros deseos(naturales, pero no primordiales) de tu cuerpo. Te das cuenta que al tener hambre buscas satisfacer esas necesidades de manera rapida, con lo que sea que pase frente a ti (comida chatarra por lo general), es casi automatico, a mi me da risa como mi cuerpo esta condicionado a esos reflejos, pero amigos, hay que ser fuertes, no solo de pan vivimos sino tambien de la palabra misma de Dios.

– Tu alma se humilla. La necesidad de comer es un reflejo fisico del hambre que deberia sentir tu alma por recibir del “pan de vida”, la palabra de Dios. Recuerdo una vez que hice que mi ayuno fuera en esta direccion, que mi hambre física me ayudara a manifestar el hambre que tenia por Dios, para recibir de su palabra, realmente necesitaba de la direccion de Dios y al hacerlo halle gracia y me dio palabra. A través de una amiga(sin saber mi situación) me dió un paasaje de la biblia el cual la realidad de las cosas estaba reflejada, tambien mi error, la consecuencia y la promesa de Dios. No me quedó mas que alabar el nobmre de Dios una vez mas.

Hasta aquí voy a dejarle, mañana voy a terminar este tema con algo que me pareció interesante pero debía hacer un preámbulo.

Ir a página principal >>

Ayunando

Mateo 9:14,15
Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan? Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.

 

Ayunando

Ayunando

Mmmh pues ahorita es tiempo de ayunar. Me acuerdo cuando comencé a caminar con el Señor hace como 4 años y todavía no sabía que era bien bien el ayuno. Unos queriendo ayudarme me decían que simplemente era abstenernos de aquello que nos gusta y dedicar ese tiempo para Dios, sin embargo eso no es tan tan acertado.

 

No es que sea un experto en la materia pero me han guiado algunos amigos y despues de haber ayunado algunas cuantas veces puedo decirles que llegue por lo menos a la conclusión mas básica del porque es importante el ayuno y quiero compartirla con ustedes.

Pues miren, para empezar dejenme decirles que así es, se siente mucha hambre y te dan muchas ganas de comerte cualquier cosa, no pueden creer lo inmensamente apetecible que parece el ver pedazos de cebolla picada, jajaj dan ganas de comersela a tarascadas.

Es precisamente eso lo que comence a notar, la manera en que nosotros de manera natural saciamos nuestro antojo con lo que queremos, un chocolatito, un panesito, una coquita, un truzco de carne asada, woow, osea vivimos en este mundo satisfaciendo nuestras necesidades y el hambre es la mas basica de todas.

Al entrar en ayuno si pones atención podrás notar la cantidad de veces que sucede eso, y ves como se intensifica el deseo, un deseo que debes dominar por lo menos hasta el tiempo que hayas determinado ayunar.

Es como si practicaras el morir a ti mismo con la supresión de tu necesidad primordial, después de todo si dominas esa necesidad podrías enseñorearte de pecados que pudieran estarte destruyendo; Satanás toma nuestras necesidades primordiales y las distorsiona volviendolas pecado, he allí la importancia de tener un espíritu de dominio propio, hay que pedirle al Señor ayuda.

Se que el ayuno es mas que esto, trae beneficios mas grandes sin embargo este es el que yo quiero compartir con ustedes.

Recientemente en la congregación nos convocaron a un ayuno por 3 dias, yo hace tiempo hice uno tambien de 3 días es lo máximo que he podido resistir pero voy a hacerlo. Confío que el Señor hará grandes cosas en la ciudad.

Ir a página principal >>