Hágase tu voluntad

Mateo 6:10
Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

El padre nuestro, el modelo de oración perfecto heredado por Jesús a sus discípulos y específicamente en este versículo hablamos del anhelo de todo cristiano que dice amar al Señor, hacer su voluntad.

Muchos tienen la idea que la voluntad de Dios es que se hagan buenas obras, que haya paz en el mundo, que la violencia se acabe, yéndonos a otro nivel al estar orando y declarando que queremos hacer su voluntad pensamos egoistamente que hacer su voluntad implica el estar económicamente bien, el estar en un buen trabajo, y hasta asociamos equivocadamente el estar viviendo en una vida desahogada y sin preocupaciones con el estar en el centro de su voluntad, pero la verdadera voluntad de Dios se expresa en su misma palabra

Juan 6:40
Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

1 Timoteo 2:3-5
el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

¿Nosotros como cristianos cumplimos su voluntad? El verdadero anhelo ardiente de Dios es que todos lo conozcan, que nosotros seamos sus testigos y podamos decirle al mundo que él esta vivo, no importa posiciones sociales, no importan títulos eclesiásticos o profesionales, sin importar nuestra edad o sexo nosotros estamos llamados a cumplir la voluntad de Dios en donde nos plantó.

Ya se esta acabando el año y a cuantos le hemos compartido de Jesucristo ¿saben al menos que somos cristianos? A veces esta difícil el morir a nosotros mismos y pensar en otras personas, sobre todo cuando estamos en necesidad, sin embargo nosotros poseemos un tesoro que debemos compartir, nosotros confiamos en Dios, en que el nos restaura en amor y nos acompañara por la eternidad, regalemos también a otros la vida que Dios nos ha dado a nosotros

Ir a página principal >>

¿Es este el Cristo?

Juan 7:26
Pues mirad, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo?

Juan 7:46
Los alguaciles respondieron: !!Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!

Esta es una palabra que me dió el Señor ayer en la noche, todavía no puedo explicarla al 100% pero, claramente vemos que Jesus hablo a todos en general, no solo personas pobres se le acercaron sino tambien gobernantes y hombres ricos buscando su sabiduria, todos tuvieron la oportunidad de escuchar sus palabras por igual y despues de eso poder hacer una decision de arrepentirse y seguir el Camino de Cristo

No hay que detenernos, si la oportunidad se da hay que predicar a los grandes hombres de negocio que conozcamos, esos líderes que por su ejemplo pueden llevar un impacto impresionante a las personas que estan abajo de ellos

Y que el Espiritu de Dios venga sobre nosotros y no nos vean hablar a nosotros sino a Él a través de nosotros, que el Espiritu haga su obra perfecta y mas puedan llegar a sus pies

Ir a página principal >>

Compartiendo la palabra a los elegidos de Dios – Hechos 16:6-10

En este pasaje podemos ver que el Espiritu Santo le estuvo hablando a Pablo y les estuvo prohibiendo que fueran a Frigia, Galacia, provincias de Asia, pero una noche Pablo tuvo una vision donde veia a un hombre Macedonio que le pedia que les llevara el evangelio.

Es curioso que aunque Pablo y los demás querian llevar el evangelio a todo el mundo esta no era la voluntad de Dios, Dios quiere que todos lo conozcan y que todos esten con el pero creo que el tiene sus tiempos y personas indicadas para cada necesidad.

Muchas veces me he puesto a meditar el porque de mi llamado a seguir a Jesus llego hasta el 2005 siendo que yo habia nacido en hogar cristiano y tenia bases de cristianismo. Pero tengo fe en que fue el tiempo indicado en el que Jesucristo se iba a revelar a mi vida a traves del testimonio de vida de un amigo. Jesucristo queria impactarme porque queria que lo siguiera con el corazon, con una genuina entrega.

Asi Dios tambien quiere usarnos a nosotros para llevar el evangelio a otros, tal vez no sera nuestro papel el compartirle al presidente del pais o a algun gran dirigente pero si a ese joven que esta en el cubiculo de al lado, o en nuestra misma oficina, el cual pudiera llegar a ser un gran evangelista el cual lleve del mensaje de la salvacion a todas esas personas importantes.

Hay que estar sensibles al llamado y compartirle a quienes Dios si puso en nuestro camino, a los elegidos de Dios.