No veo nada

Génesis 1:1
En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Hebreos 11:3
Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

“No veo nada”, hace unos meses recuerdo haber usado esa frase para describir mi situación, tratando de expresar mi impotencia al no saber de que manera obraría Dios en mi problema. Tal vez lo mismo esta diciendo un padre de familia al verse en la necesidad de encontrar trabajo para llevar el sustento diario a su casa, tal vez es lo que esta pensando una mujer al verse acosada por su marido inconverso y estar a punto del divorcio, tal vez lo expresa una joven al pasar los años y no llegue el hombre que Dios tiene para ella. Son muchas las situaciones en las que puede aplicarse la frase.

¿Pero qué sucedió en el principio? de la nada, surgió la creación. Dios con el poder de su palabra seguramente dejo estupefactos a los ángeles al mostrarles como de la nada podia nacer algo nuevo, algo único a los cuales no les quedó más que seguir alabandolo.

Así Dios también puede obrar en tu vida, de un día a otro todo puede cambiar si se lo pides a Dios con fe

Hebreos 11:6
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

No puedes llegar a tu jefe a pedirle un aumento y estar pajareando e ignorarlo, lo que lograrás sera que te corra. Lo que haces es llegar con todo respeto a su oficina y hablar con él de frente y solicitarle el apoyo. Creo que al ir con Dios debemos hacer lo mismo, dirigirnos a él con “temor reverente” mediante Jesucristo a pedir que nos ayude a cambiar las cosas o se manifieste su poder en nuestra situación. La “nada” puede convertirse en el mejor “material” para manifestar una creación nueva.

Ir a página principal >>

¿Quién soy yo para que te acuerdes de mí?

Salmos 8:4
Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Siempre me ha gustado hacer este ejercicio con las personas que no conocen a Dios, cierren sus ojos, imaginate ahora en este lugar, ahora imagina que comienzas a volar y te ves a ti mismo alli en la tierra ves como todo se va alejando y se hace mas pequeño, ves las casas, las colonias, tu municipio, tu pais, el planeta tierra, el sistema solar, la vía lactea…

¿Que tamaño tenemos?¿Que somos? no somos nada realmente, nuestra vida es tan fugaz como una flor que se abre en la mañana y perece por el atardecer y ver el tamaño de toda la creación, tan grande, tan permanente y pensar que todo eso fue creado por Dios, un Dios que con el poder de su palabra lo hizo todo, sin embargo es esa misma voz la que habla quietamente en tu corazón y te dice “te amo, quiero estar contigo”, es algo impresionante.

Dios yo también quiero estar contigo