Nuestro Auxilio

Salmos 46:1
Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Me ha pasado recientemente que me he sentido algo abatido por distintas circunstancias. A veces las cosas no salen como uno desea, hay malos entendidos, las personas no responden a como uno espera que lo hagan y eso cansa espiritualmente mucho.

Dios promete que él sera nuestro amparo y fortaleza, el simple hecho de haberme puesto a cantar un par de alabanzas pero dedicándolas exclusivamente a Él sin permitir que esas pruebas invadan mi alabanza, logró que Dios se levantará en mi corazón y que pudiera ponerlos en el lugar que deben de estar.

Vayamos confiados a Jesucristo a platicarle lo que hay en nuestro corazón, incluso si tienes ganas de llorar, házlo, el es tu padre y te va a escuchar.

Ir a página principal >>

Anuncios

¿ya tienes dientitos?

1 Corintios 3:1-3
De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?

bebe sonriendoMe puse a meditar un poco sobre estos versículos, siendo honesto conmigo mismo me doy cuenta que hay veces que he reaccionado muy infantilmente ante ciertas situaciones ya sea en mi casa, en mi trabajo o en la congregación. La verdad si siento algo de vergüenza ya que eso no debe pasar.

Cuando eres bebé solo te dan leche, luego hasta que creces un poquito mas te dan papillas, después cuando comienzan a salir dientitos entonces ya puedes comer cosas mas solidas. Creo que es igual con nosotros, a través de mis reacciones en la vida cotidiana es como el Señor se dará cuenta de mi crecimiento, mi fortaleza ante adversidades, sabiduría en mis decisiones, mi deseo de buscarlo, puede que sean algunos de esos “dientitos” que él quiere ver en cada uno de nosotros para poder darnos carnita.

Acepto que te he fallado, creo que has deseado que reaccione diferente ante estas y otras situaciones, te pido Señor que sigas a mi lado y no se me olvide que debo buscar ser como tú, el primogénito, mi verdadero modelo a seguir.