Yo te vi

Juan 1:47-51
Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.
Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.
Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.
Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.
Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.
Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

Para mi es un misterio lo que Natanael pudiera haber estado haciendo debajo de esa higuera. La respuesta que le da Natanael a Felipe cuando lo invita a conocer a Jesus me da la impresion de que estaba desesperanzado, imagino que veia su situacion perdida, tal vez pensaba en la situacion politica de su país, los soldados romanos oprimiendo a los Judíos, tal vez pensaba en algun problema familiar el cual no sabia como resolver o incluso un problema interno de pecado cuya culpa no sabia como enfrentar. Tal vez debajo de esa higuera estaba clamando a Dios por una respuesta, por una señal, por un salvador.

Salmo 11:4

Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.
Salmos 34:15
Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

Nuestro Señor vio el interior de Natanael tal vez en ese instante de clamor de su corazón y no tardo su respuesta, El Señor Jesus se le presentó y confirmó su petición, y al creer y reconocerlo como Dios le promete será testigo de cosas muchísimo mas grandes de las que se imagina.

Dios está atento a nuestro clamor, Dios nunca deja de escucharnos y mas cuando pides y clamas por un salvador en tu vida y estoy seguro que te mandara la respuesta que necesitas pero debes estar atento a reconocerlo tal y como lo hizo Natanael.

No importa lo que pase alrededor, Jesucristo es el Dios, es el unico que podrá cambiar esa tormenta en bonanza. Esta situación que pareciera fuera de control no es mas que un engaño para ti que te ha puesto el enemigo de la humanidad satanás. Con las pruebas y dificultades siempre pasa 1 de 2 situaciones, o te acercas mas a Dios o te alejas. y si te alejas de Dios créeme que cada vez la cosa se pondra aún más insoportable, satanás lo que busca es robar, matar y destruir, quiere vernos tirados en la cama llorando, no le des oportunidad de eso, y así como Jesus le prometio a Natanael que veria los cielos abiertos a ti te mostrará cosas gloriosas que jamas pensaste que podrías ver.

Ir a página principal >>

Si un burro habló ¿alguién preparado que hará?

1 Timoteo 4:1-5
Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio

Predicar a tiempo y fuera de tiempo, es una responsabilidad que tenemos todos los que conocemos al Señor Jesus; hay distintas situaciones y distintas maneras en que debemos movernos en esta área, he leído sobre el tema y dependiendo de la persona con la que estemos es la manera en que debemos acercarnos a ella para darle a conocer al Señor, igual y mas adelante hablo sobre eso, pero el caso principal es que debemos de evangelizar siempre, no cesar de hacerlo, tener en mente que nuestro ejemplo en el trabajo será la única muestra de Jesús para algunas personas.

Nuestros oídos deben estar prestos a ello, deben escuchar las necesidades de las personas, Jesucristo es lo que hizo cuando estuvo en la tierra, se enfocaba en las necesidades y las suplía. Es lo que necesitan los que nos rodean, alguien que los salve de sus necesidades, es por eso que abundan las lecturas de cartas, espiritismo, brujería, porque son personas que “ayudan” a suplir necesidades.

¿Y llegado el momento que pasará? pues mira Dios uso un burro para hablar lo que vio, y mucha gente MEDIOCRE se escuda con esta frase para excusar su falta de ánimos para prepararse y quedarse solamente sentado recibiendo los domingos, debemos buscar prepararnos para poder ser aún mas eficientes en lo que predicaremos. Hay agnósticos y ateos que se preparan con estudios para tratar de refutar la Biblia, pero nosotros debemos prepararnos aún más para poder guiar a otros a la luz verdadera. Un burro habló, pero por su preparación Pablo el apóstol aún evangeliza a través de sus cartas.

Es nuestro ministerio, llevar el mensaje a los que nos rodean, es nuestro llamado el servir y alcanzar nuestra generación para hacer discípulos para Jesucristo.

Ir a página principal >>

Los enemigos postrados a nuestros pies

Josué 10:23-26
Y lo hicieron así, y sacaron de la cueva a aquellos cinco reyes: al rey de Jerusalén, al rey de Hebrón, al rey de Jarmut, al rey de Laquis y al rey de Eglón. Y cuando los hubieron llevado a Josué, llamó Josué a todos los varones de Israel, y dijo a los principales de la gente de guerra que habían venido con él: Acercaos, y poned vuestros pies sobre los cuellos de estos reyes. Y ellos se acercaron y pusieron sus pies sobre los cuellos de ellos. Y Josué les dijo: No temáis, ni os atemoricéis; sed fuertes y valientes, porque así hará Jehová a todos vuestros enemigos contra los cuales peleáis. Y después de esto Josué los hirió y los mató, y los hizo colgar en cinco maderos; y quedaron colgados en los maderos hasta caer la noche.

No se si lo sabián pero el nombre “Jesús” es una variante del nombre “Josué”, los dos significan “Dios salva”. Esta historia de la conquista del pueblo de Israel sobre los amorreos que habitaban la zona de Jerusalen refleja muy bien nuestra propia historia de conquista sobre nuestros enemigos.

Dios no quiere que tengamos temor hacia ellos, la victoria ya esta ganada, la ganó Jesús en la cruz, ahora el quiere que nos gozemos de esa victoria y pongamos nuestros pies sobre los cuellos de nuestros enemigos. Creo que lo principal es exponer a esos enemigos que tenemos en nuestro interior, aceptar que tenemos ese problema y traerlo delante de Jesús, con la espada de la “palabra” el se encargará de acabarlos.

Tal vez la bronca principal es que haz vivido con esos enemigos en tu interior tanto tiempo que ya estas acostumbrado a ellos y crees que son parte de ti, pero no es asi, La palabra de Dios es el verdadero modelo a seguir.

Señor Jesus, que me ayudes a sacar a la luz esos enemigos que buscan mi destruccion, esos enemigos que tengo en la parte mas profunda de mi corazón, que tal vez no se que los tengo pero estan allí, ayudame a desenmascararlos y traerlos delante de ti, y tener la humildad de obedecer tu palabra y usarala para destruirlos. quiero la victoria que tu ya has ganado para mi Señor. Amén