Yo te vi

Juan 1:47-51
Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.
Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.
Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.
Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.
Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.
Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

Para mi es un misterio lo que Natanael pudiera haber estado haciendo debajo de esa higuera. La respuesta que le da Natanael a Felipe cuando lo invita a conocer a Jesus me da la impresion de que estaba desesperanzado, imagino que veia su situacion perdida, tal vez pensaba en la situacion politica de su país, los soldados romanos oprimiendo a los Judíos, tal vez pensaba en algun problema familiar el cual no sabia como resolver o incluso un problema interno de pecado cuya culpa no sabia como enfrentar. Tal vez debajo de esa higuera estaba clamando a Dios por una respuesta, por una señal, por un salvador.

Salmo 11:4

Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.
Salmos 34:15
Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

Nuestro Señor vio el interior de Natanael tal vez en ese instante de clamor de su corazón y no tardo su respuesta, El Señor Jesus se le presentó y confirmó su petición, y al creer y reconocerlo como Dios le promete será testigo de cosas muchísimo mas grandes de las que se imagina.

Dios está atento a nuestro clamor, Dios nunca deja de escucharnos y mas cuando pides y clamas por un salvador en tu vida y estoy seguro que te mandara la respuesta que necesitas pero debes estar atento a reconocerlo tal y como lo hizo Natanael.

No importa lo que pase alrededor, Jesucristo es el Dios, es el unico que podrá cambiar esa tormenta en bonanza. Esta situación que pareciera fuera de control no es mas que un engaño para ti que te ha puesto el enemigo de la humanidad satanás. Con las pruebas y dificultades siempre pasa 1 de 2 situaciones, o te acercas mas a Dios o te alejas. y si te alejas de Dios créeme que cada vez la cosa se pondra aún más insoportable, satanás lo que busca es robar, matar y destruir, quiere vernos tirados en la cama llorando, no le des oportunidad de eso, y así como Jesus le prometio a Natanael que veria los cielos abiertos a ti te mostrará cosas gloriosas que jamas pensaste que podrías ver.

Ir a página principal >>

Dios santo

Josué 3:5
Santificaos, porque Jehová hara mañana maravillas entre vosotros

Estas son las palabras que Josué le dijo al pueblo antes de cruzar el Jordán, chequen la condicion que hay para poder ser testigo de las maravillas que hará Dios entre su pueblo: Santificaos

La santidad es una condicion que Dios nos pide para poder experimentarlo, para ver esas cosas que ni ojo vió ni oído oyó. Dios nunca nos pedirá algo que sea imposible de poder cumplir, es nuestra decisión el poder llevar una vida apartada de todo aquello que desagrada a nuestro Señor.

En lo personal, no creo que la santidad sea algo que se obtenga magicamente, es algo que implica trabajo y disciplina, todos los dias vamos a tomar pequeñas decisiones que poco a poco irán manifestandose en santidad en nuestra vida, pero esas decisiones implican amor hacia Dios, si no hay amor entonces lo que crearemos sera religiosidad en nuestra vida

La santidad es necesaria para ver la maravilla mas grande de todas: ver a Dios, no puedo imaginar cuan grande privilegio nos fue dado a los seres humanos de que si llevamos una vida santa algún dia podremos ver a Dios, pero creo que aparte de eso tambien nos estra tratando de decir que si llevamos una vida santa podremos ver a Dios en todos lados, aun en esta vida, podremos ver a Dios en esos detalles que nos parecen insignificantes como en la lluvia, en algun amanecer, en el canto de las aves, la palabra lo dice muy claro “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas”, pero hay veces que estamos tan llenos de preocupaciones, de emociones, culpas, pecados, que nos impiden ver la manifestacion de las maravillas de Dios a nuestro alrededor.

La santidad nos permitira ver y experimentar a Dios en niveles que nosotros no nos imaginamos